Hace unos días recibía una invitación para ir a tomar el aperitivo al estudio de Ágatha Ruiz de la Prada con un grupo de bloggers. Por supuesto era una ocasión que tenía que aprovechar, Ágatha me parece un personaje fascinante, me gustan todas sus creaciones, y aunque nunca podría llevar uno de sus diseños de ropa, porque soy ultra-clásica vistiendo, me gusta siempre verlos.

Lo que sí tengo es muchas de sus colecciones de vasos, de latas, accesorios de baño, libretas y demás. Me encantan.

 

En la invitación decía que fuéramos vestidas de colores, pero, a pesar de tener un coche magenta, maletín fucsia, y todos los accesorios de mi casa y bolso fucsias, incluida cámara de fotos,  en mi armario lo más colorido que hay es un vestido negro con un dibujo de un sombrero en fucsia, así que todo lo que pude hacer es combinarlo con unas medias fucsias.

Os dejo una foto de una parte de su estudio, ¿a que es una maravilla?

 

Agatha Ruiz de la Prada estudio

El estudio de Ágatha Ruiz de la Prada

Fui a éste, su estudio en el Barrio de Salamanca, en un lugar más que privilegiado. Allí todo era fucsia, naranja, de colores, y se respiraba felicidad, buen rollo, y en este caso “Love, Love, Love“, su nueva fragancia y el motivo del encuentro.

Ágatha Ruiz de la Prada

Entre pinchos y tapas de colores nos contaron próximos eventos, como la fiesta del próximo 1 de diciembre con un concierto de Nena Daconte, nuevos proyectos como la Fundación Ágatha Ruiz de la Prada (y sus confesiones íntimas de cómo pudo restringir las invitaciones que os dejo en el vídeo) y por supuesto,  cómo estaba elaborada esta nueva colonia: se compone por unas notas de salida con mandarina,bergamota, hojas de margarita y casis, siguiendo por la nota media compuesta por jazmín,rosa y coulis de mora y acabando por la nota de fondo de sándalo y mucs para dar lugar a una mezcla muy especial.
Iba a deciros que es una colonia para chicas alegres, divertidas y que saben disfrutar de la vida, y que no la veía tanto para mi (no por no cumplir esos requisitos, sino porque la veía para gente más joven), pero después de ponérmela hace un rato en la mano, creo que sí, que podría llevarla, a diario y en verano como colonia fresca. Ese olor a mora me gusta.

Y como parece que le estoy cogiendo el gustillo a esto de salir en las fotos, ahí va una con la propia Ágatha, con mi “look colorido” que intenté camuflar bajo un cojín de colores. Lo siento, Ágatha, tú no estás muy favorecida pero para una foto en la que salgo bien, tengo que aprovechar…discúlpame, que tú sales mucho más en los medios y seguro que no te importa.

Ágatha Ruiz de la Prada

Hablando de conocer a famosos, después de Ágatha estuve con Aitana Sánchez Gijón, espectacular, que ya os contaré próximamente, y ayer mismo con Íker Casillas, una maravilla también. Son personas interesantes y que transmiten mucho…

Por cierto, os dejo su web, en la que acabo de leer que también colabora estos días Ágatha Ruiz de la Prada en el Rastrillo de Nuevo Futuro, hasta el día 27.