Ya para terminar con el tema boda, que quizás tengáis muy visto algunas, y otras, con esto de las fiestas en algunas comunidades apenas hayáis tenido oportunidad de ver los looks de las invitadas y de los novios, voy a dar un pequeño repaso a los que para mi fueron los looks más acertados y los menos.

Empezando por los que me gustaron y además de Pippa, que nos ha tenido trastocados por lo impresionante que iba y la dejo aparte por haberlo comentado ya aquí.

En primer lugar nuestra Reina y la princesa Letizia, pese a que recibió sus críticas por ir demasiado “nude”, a mí me parece un vestido fantástico, que le sentaba fenomenal, como todo, y el sombrero también me encantó. Discreta pero muy elegante. Y la reina Sofía con ese malva estaba guapísima, como siempre, y muy acertada.

También me gustó mucho el look de Máxima Zorreguieta, aunque lo del turbante no tanto, demasiado original, pero el vestido me pareció muy bonito. El color, al igual que el de Letizia, podría haber sido un poco más atrevido, pero bueno, estaba bien.

Carole Middleton, madre de la novia, iba espectacular, con un magnífico abrigo con pasamanería y vestido del mismo diseñador del traje de la novia. Irradiaba felicidad, supongo que no es para menos. Muy elegante.

Sophie Winkleman, guapísima de azul oscuro.

Y por último, y entre otros que hay muchos que me gustaron pero no os quiero aburrir, el de la novia del “indeciso” Príncipe de Mónaco Charlene Wittstock, sin arriesgar nada pero un vestido con ese corte de cuello chimenea, esa pamela, y el tipazo que luce, es un acierto total.

¿Y los que menos me gustaron? pues por muy bien que dijeran que iba Victoria Beckam, a mí no me gustaba nada ni el corte del vestido, ni el tocado, ni esos tacones de vértigo con esas plataformas…

Tampoco me gustó demasiado el de Camila, aunque sí la pamela. No sé, esos colores tan pastel…no,no.

El de Helen Taylor tampoco, y eso que me encantan las flores bordadas, pero este no me gustó.

El de Miriam González, la esposa del viceprimer ministro Nick Clegg, con su original diseño pin-up en gasa blanca y puntos negros de Miguel Palacio, no me acabó de convencer, aunque ha recibido muy buenas críticas por “arriesgar”.

Y los que, según mi opinión, se llevan la palma en esto del look menos favorecedor, no diré mal gusto porque a cada uno le gusta lo que  le gusta, pero esto… bueno, la familia real inglesa, empezando por la princesa Ana y acabando por las hijas del príncipe Andrés, que como ya os dije me parecían que iban fatal.

Y  los novios sí que me gustaron, al menos en la ceremonia, porque en la celebración de después no me gustó cómo iba Kate, me parecía una Barbie.

Me quedo con esta última. Y a vosotras ¿quiénes os gustaron/disgustaron en ese día? ¿Estáis de acuerdo conmigo?