Brucculino

Brucculino

Brucculino, entre lo americano y lo italiano.

Música de Sinatra, manteles de cuadros rojos y blancos cubriendo las mesas y recetas que trasladan al mismísimo barrio neoyorquino de Little Italy. Ahora, saborear el sueño americano es posible en pleno Chamberí gracias al último proyecto de Ignazio Deias, Brucculino (Trafalgar, 17. Madrid).

Este acogedor restaurante combina la esencia de la cocina tradicional de los emigrantes de Italia con las influencias culinarias de las que se impregnaron en Estados Unidos. El resultado es una carta realmente divertida, que con el nombre de sus platos rinde homenaje a grandes personajes con ascendencia italiana. Así, propone entrantes tan apetecibles como la Melanzane alla Sinatra, milhojas de berenjena, tomate y queso; la Al Capon.ata, guiso agridulce de berenjenas y más verduras o la Madonna che insalata!, ensalada con rúcola, pera y parmesano.

 

Entre las creaciones que ofrece también hay risottos, carnes y pastas tan auténticas como los Fetuccine Alfredo, en salsa de nata y parmesano; los Spaguetti with meatballs, con albóndigas y tomate o los Gnocchi alla Stallone, ñoquis de patata con queso azul gorgonzola. También destacan hamburguesas como la De Niro´s gourmet, con setas y trufa, o la Tarantino´s, con tomate picante. Sin olvidar la excelente selección de pizzas. La Rodolfo Valentino, con tomate, mozarella y verduras o la Volareeeeeeeeeee!!!, blanca con queso de oveja y crema de trufa negra.

 

Brucculino

Spaghetti con albóndigas

Además, los menús Bruc (11,80 €) y Brucculissimo (15,80 €) son perfectos para degustar la variada oferta de este establecimiento. Disponibles solo durante el mediodía, incluyen pan y aperitivo, un primero, un segundo y un postre. Para acompañar todas estas propuestas y como marca la tradición, Ignazio se ha encargado de escoger personalmente las referencias con las que cuenta la carta de vinos. Procedentes de diferentes regiones de Italia (Lazio, Toscana, Sicilia, Puglia…), potencian la personalidad de cada receta y despiertan su carácter mediterráneo.

 

Pero hay mucho más…porque aquellos que prefieran disfrutar de la mejor gastronomía de Little Italy en la oficina, en casa, en la terraza con amigos, etc. pueden hacerlo gracias a un servicio de take away… ¡¡que regala una bebida con cada plato!!

 

Dónde está: c/ Trafalgar, 17. Tel. 91 445 85 39. Madrid. El precio medio es de 18 €. Brucculino abre todos los días de la semana.