Mi nuevo descubrimiento: el champú seco de Garnier.
Siempre que no me lavo el pelo y lo llevo liso,  porque intento alargar el alisado más de la cuenta, me surge alguna reunión o evento y acabo llevándolo rizado y limpio, o a veces liso y no tan limpio… sobre todo ahora en verano que me da más pereza lavármelo porque sé que al poco rato me lo estropearé con la piscina.

Ya había probado otro champú seco de otra marca pero ahora llega el champú seco de Garnier, que te puede sacar de un apuro cualquier día.

El pelo no es que quede como recién lavado, por supuesto, pero sí que queda menos apelmazado, más suelto. Como os decía, no es un sustituto del champú, ni mucho menos, pero sí que puede valer para ciertas ocasiones.

Champú seco de Garnier

¿Cómo se aplica el champú seco?

1. Pulverizas a 15 ctm de distancia insistiendo en las raíces, que es la zona más apelmazada

2. Masajeas y esperas 2 minutos

3. Cepillas y ¡listo!

La pena es que sirve para cabello más bien liso o semi-liso, pero como para obtener ese efecto de volumen y desapelmazante tienes que cepillarlo, no puedes usarlo para cabello rizado.

¿Habéis probado algún champú seco?