En los últimos años me he vuelto una “obsesa” del sol, bueno, más bien del “no sol”. No quiero que ni por asomo me de un rayo, por diferentes motivos:

1. El sol provoca envejecimiento de la piel. Ya sabéis que el ponernos morenas es un reflejo de un mecanismo protector de la piel contra los rayos UVA, os lo contaba el año pasado en esta entrada: cremas solares

2. El sol, en las horas centrales del día es cancerígeno. Si, así es

3. Tengo alergia al sol y sobre todo los primeros días de exposición lo paso fatal con unos granitos rojos que me salen y pican demasiado

Si cuando era una adolescente me compraba cremas con zanahoria, aceites de todo tipo e incluso llegué a probar eso de mezclar la nivea con mercromina , que decían que te ponías negra, qué cosas… ahora llevo siempre la cabeza y cara tapada cual Nicole Kidman, crema de 50 y en alguna ocasión de 30 si son las ocho de la tarde y me voy a dar el último baño…
Así que comprenderéis que estoy probando de todo tipo de cremas, y de todo tipo de texturas porque hoy en día hay infinidad de ellas.

El año pasado descubría el Spray Solar de Eucerin, que pese a que me costó probarlo porque siempre pensaba que manchaba y nunca encontraba el momento, me di cuenta de que nada de eso. Es una textura muy ligera, que se extiende perfectamente por la piel, transparente y no pringa nada.  Ideal para pieles grasas.
Lo hay con SPF 30 y de 50 así que perfecto. Su precio es de unos 19 euros.

Cremas solares

Cremas solares eucerin

 

Este año he descubierto algo similar, la Bruma Solar Invisible de Bioderma. No lleva alcohol y es igualmente invisible, sin parabenes e hipoalergénica, perfecta para pieles sensibles.

Protege de los riesgos del sol con su patente Bioprotection Celular que ofrece una protección óptima de las células de la piel.

Photoderm BRONZ SPF 50 activa, intensifica y prolonga el bronceado. Por un lado, estimula la producción de melanina, pigmento que protege de forma natural a la piel de los rayos solares y que es responsable de la coloración cutánea. Por otro lado, favorece una repartición homogénea de la melanina, que resulta en un bronceado uniforme.
Su precio es de 16,90 € Bruma  SPF30 y de 19,90 € Bruma de SPF50

Cremas solares Photoderm BRONZ Brume30 F200ml

Y las absolutamente imprescindibles en el neceser de alguien que le guste usar buenas marcas de farmacia, son las de Avene, que llevo usando hace años y años. Empecé con esta marca por recomendación del dermatólogo para el acné y ahora lo que más uso son sus solares.
Os hablaré en un post aparte de Avene porque hace unos días nos presentaron estudios sobre la protección solar tras una encuesta de hábitos solares en España y era bastante sorprendente.

Su gama solar de este verano ofrece protección y cuidados antioxidantes para la piel. No llevan alcohol ni parabenos ni siliconas ni octocrileno ni alérgenos. Es decir, consiguen la textura Toque Seco sin alcohol y sin necesidad de agitar.

Estos son algunos de sus productos.

AVÈNE_SPRAY-NIÑOS-SPF50+_NUEVA-FÓRMULA-SIN-OCTOCRILENO

Precio Spray Niños SPF50 21€

AVÈNE_SPRAY-SPF30-NOVEDAD

AVÈNE_STICK-SOLAR-SPF50+-TRANSPARENTE

Y un pequeño truco, en estos días de calor como el de hoy, se trata de meter en la nevera el Agua Termal de Avène y verás potenciados sus efectos calmantes y desensibilizantes, y te notarás el rostro y el cuerpo más fresco. El precio del spray de 150ml es de 9,10 €.

eau-thermale-avene

Estas son mis preferidas de este verano 2013 pero también uso otras como la de Garnier para niños en Spray:

delial-asolaire-spray-nios-f50--300-ml

Y la BB Cream con color de Garnier y protección 50, muy cómoda porque es 5 en 1: FPS 50, protege de los rayos UVA y UVB, ilumina y unifica el tono, hidrata, previene la aparición de arrugas y las manchas.

cremas solares

Y vosotras ¿cuáles son vuestras cremas solares este verano?