Las cesáreas,que deberían practicarse en un 10-15% de los partos, según la OMS, en nuestro país se practica mucho más de lo que debería. Según este artículo de elmundo.es son más frecuentes en los centros privados que en los públicos, concretamente en los primeros el pocentaje es de un 21,1% y de los últimos de un 34,9%.
Al parecer no son los motivos de asegurar la salud los únicos alegados para practicarlas, en ocasiones las madres lo piden para evitar dolor o para programarse mejor, y en otras ocasiones el tema de la programación también beneficia al ginecólogo. Por supuesto esos no son todos los ginecólogos ni todas las madres, pero deberíamos estar atentos a este tema ya que las cesáreas son intervenciones de gran importancia que pueden tener otras consecuencias. Ir al artículo