Y vamos esta mañana de viernes con un poco de arte:

En la reción restaurada Capilla Paulina, en el Vaticano, ha habido un descubrimiento que ha revolucionado y atraído la atención de numerosos críticos y estudiosos del maestro en cuestión: se ha descubierto un nuevo autorretrato del genio Miguel Ángel Buonarroti.

En uno de los dos grandes frescos de la capilla, el de La Conversión de San Pablo, aparece la imagen del futuro Apóstol -entonces perseguidor de los cristianos y camino de Damasco- recién caído de su caballo y ayudado por uno de sus siervos que, en realidad, es el propio Miguel Ángel en los últimos años de su vida, según ha explicado a ABC el experto Maurizio De Luca. Fuente y más – ABC.es.