bebeer

En estos días, y también en estos años he descubierto algunas cosas que me han salvado la vida. Otras simplemente son algunas sugerencias para regalar a quien acaba de tener un hijo y no sabes por más que piensas, con qué puedes acertar.

Empezando por el sueño, no el mío que tengo mucho, sino el del bebé, están estos dos productos para regalar o bien para comprárselos uno mismo porque se amortizan.

El primero se trata de música, música para bebés, versiones de canciones muy conocidas son sintonías que hacen dormir a cualquiera. Puedo dar fe porque ahora mismo la tengo puesta de música de fondo para que mi pequeño se duerma a mi lado.
Entre ellas destacaría Rockabye Baby y Baby Lullaby. Podéis escucharlas antes en Spotify (una aplicación de música gratuita que os podéis instalar) y así comprobar lo que os contaba.

elvisparabebes

También para el sueño a mi me ha funcionado bien, y a la tercera va la vencida porque los anteriores no dormían ni queriendo, un pequeño osito que dentro lleva un reproductor de música y de sonido del vientre materno. Esto es lo que le pongo en la cuna desde el primer día. No sé si lo reconoce como ese mismo sonido pero calmarle le calma.
Lo mejor que tiene este osito llamado Slumber Bear Tummy Sleep es que se enciende y apaga solo, o bien con un movimiento del bebé, o bien cuando este arranca a llorar.
Su precio es de unos 49 euros y se vende en las tiendas especializadas de bebés, y también en El Corte Inglés.

Slumber Bear Tummy Sleep

 

Entre mis descubrimientos, y que al que le debo la vida porque no aguantaba más, es un protector de pezones rígido. Aunque no me gusta hablar de estas cosas, sobre todo porque muchas de las que lo leéis no tenéis hijos, y estos productos que van dentro de lo que yo llamo “el pack glamour” son lo peor para animarse o pensar en tenerlos algún día, al final tengo que contarlo.

protector pezones medela

Protegen los pezones doloridos y agrietados de la fricción antes y después de la lactancia, dando tiempo al tejido mamario sensible para curarse. La parte de atrás es de silicona flexible y suave y da sensación de comodidad sobre la piel.

Otro descubrimiento, comprar pañales online. Te los dejan en casa, no tienes que venir cargada del supermercado, y de paso te ahorras un dinerito. Eso sí, tienes que comprar más cantidad para que te salga rentable, pero salir, sale, lo he comprobado con mi primer pedido.
Los que yo compro son pañales fabricados por Indas, la web es Babyclean y te atienden perfectamente y el pedido lo recibes rápido, antes de 72 horas lo tienes en casa.
Me tomé la molestia de hacer el cálculo por pañal y salía mucho más barato que cualquiera, incluso que pañales de marca blanca de Mercadona. Aquí está, por si a alguien le interesa:
BABYCLEAN, desde la primera semana y hasta 3kg valen 6,50 € las 50 unidades! (0,13 €/unidad) .
Otros precios: DODOT: 4,50 € las 20 unidades (0,22 €/unidad) o DELIPLUS: 4,90 € las 24 unidades (0,20 €/unidad)

También Babybox, para regalar a recién nacidos, es una buena opción.

Y por último, el carrito para llevarlo de paseo. Ya tenía uno para recién nacido, pero si tienes más hijos, el capazo que compraste con tanta ilusión para el primero, que cuanto más grande parece que más querías al bebé, ahora verás que no te cabe ni de risa en el coche. Pero no te vas a comprar un cochecito nuevo para lo poco que se usa. ¿La solución? una silla ligera como la MacLaren, pero un poco más consistente que la clásica MacLaren Quest, que sirva para recién nacidos. MacLaren tiene los modelos Techno XT y Techno XLR aptos para recién nacidos, con adaptador.

maclaren techno xlr

 

Espero que os haya servido.