Drive

Hoy empieza con Estoyradiante.com una nueva colaboradora que nos analizará cada viernes una película de cine: Laura. Con ella podremos estar al día de las últimas películas de la cartelera y nos dará su visión personal de cada una de ellas. A Silvia, nuestra otra colaboradora de cine habitual, la tenemos de baja durante un tiempo, así la sección de “Cine en Femenino” podrá seguir adelante.

Empezamos por Drive, que se estrenó a finales de diciembre. Ryan Gosling,  representa a un experto conductor que aprovecha su talento para ganarse la vida de dos maneras: por el día, cuando no trabaja en un taller, es un especialista de cine en las escenas de riesgo, y por la noche ofrece su volante para participar en fugas delictivas.. Gracias Laura, y bienvenida a Estoyradiante!

 

DRIVE se basa en la novela del escritor norteamericano James Sallis (2005). La buena crítica del libro atrajo la atención de algunos productores, entre ellos Marc E. Platt: “Leyendo el libro, sentí una atracción creciente por el protagonista , un hábil y arriesgado conductor…, un individuo enigmático y reservado que vivía según su propio código de conducta”.

 

Y así es, Ryan Cosling, uno de los actores jóvenes con más fama en el nuevo Hollywood, el mismo que nos brinda una interpretación fantástica, papel hecho a su medida. Lejos de fijarnos en sus camisetas apretadas y sucias que le hacen realmente atractivo a los ojos de casi todas las espectadoras centrémonos en una mirada silenciosa, de cowboy solitario y misterioso lleno de ternura y de hostilidad, de amor y de odio (el director juega constantemente con esta dicotomía, muy bien reflejada en la escena del ascensor, acuérdense). Un personaje que llena con rotundidad los primeros planos. Fantásticos primeros planos del protagonista y de una dulce y no menos espléndida Irene (Carey Mulligan), prometedora actriz. La vimos en Enemigos públicos o en Wall Street, el dinero nunca muere.

drive-pelicula-1

No es mi intención contaros la historia porque no es bueno el guión (deja lagunas sin resolver). A veces se hace incluso lenta. Lo bueno de esta película es la interpretación, los primeros planos, la luz y la banda sonora (que nos invita a la melancolía y a la búsqueda de calor humano). Una película dura, sangrienta y no recomendada para sensibilidades a flor de piel.

Cuatro escenas durísimas (de esas en las que la sala de cine se queda sin habla tras algún grito de horror), cuatro escenas crueles de las cuales sobran tres. Película interesante, de química sexual y afectiva, sobre todo afectiva, de riesgo, de dolor.

drive-resena-critica

Felicidades al director, Nicolas Winding Refn y al actor protagonista. Ryan, sigue así, te deseamos lo mejor.

Drive es una buena película. De esas que no te deja indiferente.