Foto:cincodias.com

Interesante artículo de este blog de productividad “El Canasto” en el que, aunque no comparto su conclusión, sí que me parecen interesantes de leer algunas anotaciones sobre nuestra vida de oficina ahora, y el por qué no podemos tener tiempo libre…

“… Hay dos motivos para mantener el horario fijo en estos casos. Los jefes quieren controlar lo que sus empleados están haciendo en cada momento (igual que en las fabricas) y aún no han aprendido a gestionar el personal basado en los resultados obtenidos. Por otro lado, a muchos empleados también les interesan los horarios fijos, porque así tienen sus horas de diversión garantizados.

Hasta aquí todos contentos, ¿o no?

Poco a poco notamos que nos resulta más difícil mantener nuestras dos vidas completamente separadas. Para poder hacer trámites tenemos que pedir tiempo libre durante el día, y si hay mucho trabajo pasamos más horas en la oficina (pero nunca salimos antes si hay poco trabajo). Cada vez hay más gente que lleva trabajo a casa para hacer durante el fin de semana, y también recibimos más llamadas y SMS personales en nuestros móviles mientras estamos en la oficina. Además, como nuestro trabajo no es físico, nuestra mente tiene problemas de separar las dos vidas,…”sigue: El Canasto.