nutrición infantil 

UN BUEN LIBRO PARA ECHARTE UNA MANO CON LO QUE COME TU HIJO

  

Pero vaya por adelantado que en este asunto de la nutrición de nuestros hijos lo tenemos peor que nuestras madres, lo de nuestras abuelas era otra cosa en otros tiempos. Esto del péndulo aquí se muestra perfectamente. Hemos pasado en pocos lustros de tener dificultades para encontrar alimentos de calidad, a tenerlos y preferir comer mal. El marketing ha hecho de las suyas y a ver quién quita las hamburguesas de la cabeza a nuestros hijos. 

 

laislalibros.com

 

  

RECETAS DIVERTIDAS, PARA NIÑOS, CLARO

  

Reconozco que una de las cosas más difíciles con las que me he encontrado, es la de conseguir que mi hijo coma bien y sano. Cuando era más pequeño, yo era quien mandaba, pero ahora sus amigos, los padres de sus amigos, y la leche del marketing que vende lo que menos les cuesta producir, hace que mi tarea sea ardua, imagino que igual que la tuya. No te rindas, amiga, ahí van varias recetas sanas y divertidas, esta batalla la tenemos que ganar, nuestros hijos lo merecen, aunque hoy no lo sepan. 

 

euroresidentes.com

 

  nutrición infantil

HACER DE LA COMIDA UN HABITO, LES HACE RESPONSABLES

 

Ya sé que el enlace que te adjunto tiene poco que ver con la dieta, y con la forma de elegir los platos que le das a su prole, pero es que me encanta rodear la alimentación de cosas divertidas. Normalmente los niños meriendan fuera de casa, en el parque o por ahí, sobretodo en verano. Puedes variar su merienda porque es lo natural, pero si acompañas el embase en que la presentas de una forma vistosa, y siempre la misma, ayudarás a tu hijo a asumir que su rutina de merienda es buena y necesaria, improtestable, vaya.

 

info-salud.net

 

  

ENSEÑAR A COCINAR A TUS HIJOS ES MUY  IMPORTANTE

 

Tanto es así que me encantaría que mi hijo fuese un buen chef. je. Da igual que te pongan todo perdido, da igual que tu paciencia roce el filo una vez más, lo más importante a mi juicio es que al enseñar a cocinar a un niño, se enseña a comer a un adulto, y eso, creo yo, no tiene precio, me encantaría que mis hijos supiesen comer bien. Si le enseñamos a divertirse en la cocina, habremos dado un paso muy importante.

 

hoymujer.com