Recuerdo que cuando era niña, pasaba las horas muertas jugueteando en la peluquería mientras mi madre charlaba y charlaba con unas y con otras sobre esto y aquello. Entretanto, yo a lo mío, simulando que era mayor, con esos enormes rulos azules y rosas que no me cabían en la mano y que la peluquera cogía con esas pinzas plateadas que no habían quien abriese.

El momento que más me gustaba, he de confesarlo, era el “momento laca”. Aquella especie de nube en torno a las cabezas de unas y otras, desprendía un olor que me atraía, me encantaba. Al ver la laca que ahora tengo entre mis manos, he reconocido la marca. Nelly ya estaba allí, era la laca de las amigas de mi madre, pero aún está aquí, con nosotras, y en mi blog. ¡Increíble!

11931_479639732107418_221855384_n

La diferencia es que ahora sé más, y voy a contártelo.
Laboratorios Belloch, su creador, fue fundada en los años 50 y basa su modelo de negocio en la creación de una marca cercana y de confianza que tiene una amplia gama de productos capilares, tanto de styling como de cuidado y tratamiento capilar, ideales para cada tipo de cabello. Todos ellos están desarrollados con fórmulas muy cuidadas para satisfacer cada una de las necesidades que nos surgen en nuestro día a día. Rizos definidos y flexibles, pelo no-frizz, lisos espectaculares, cabello reparado…Siempre pensando en mujeres como nosotras, pero con la historia de miles de mujeres de ayer y de hoy.

 

En 1972 nace el producto estrella, la Laca Nelly, producto que revolucionó el concepto de la fijación y la estética capilar en España. La laca Nelly lleva más de 40 años cubriendo las expectativas de las mujeres que desean una fijación óptima, flexible y duradera. Hoy es aún número uno en ventas, y nos ofrece diferentes formatos para que ninguna se quede con las ganas; Clásica, Antiencrespamiento, Fuerte, o Diamond Class. Además no apelmaza y se retira bien al cepillar el pelo.

Laca Nelly

Además en España ha conseguido una gran repercusión porque la hemos visto en cine y televisión, como por ejemplo junto a Penélope Cruz en la película “Volver”

Laca Nelly

En definitiva, Nelly es la prueba de que cuando alguien sabe hacer algo bien, y evoluciona con los tiempos, se ha ganado nuestra confianza, como en su día la de la peluquera de mi madre, ¡faltaría más!