El otro día asistí a una presentación de varios productos de L´oréal que saldrán a la venta a principio de año.

Cada uno de su línea, todos me encantaron. Empezaré por contaros mi preferido: el sérum.

¿Habéis oido hablar de la tecnología Pro-Gen? es una tecnología que, basada en el estudio de los genes, consigue aumentar la capacidad de recuperación de la piel ayudando a restablecer su código de juventud. Esta es la que utiliza la línea que ya existe llamada Código Juventud.

Ahora, la novedad es un suero que utiliza dicha tecnología pero además al al contener 10 veces más concentrado de Pro-Gen, equivale a una semana de tratamiento.
Entonces os preguntaréis si usándolo podéis dejar de usar el tratamiento de crema habitual. Pues lo ideal es utilizarlo como complemento a dicho tratamiento, y así se potencia su efectividad.

Yo lo llevo usando unos días, y me encanta porque te deja la cara un poco aterciopelada. Su textura es ligeramente gelificada, no es de los serums grasientos, ni excesivamente líquidos. Me gusta.

Me recuerda un poco al famoso Génifique de Lancôme, tanto por el aspecto del bote, como por sus propiedades, que también buscan rejuvenecer e iluminar la piel en pocos días.
Pero el de L´oréal es apto para casi todos los bolsillos, no sé su precio exacto pero sé que será accesible, frente a los 112€ que viene costando los 50ml del suero de Lancôme. Las dos marcas pertenecen a la misma empresa, para la que no lo sepa, al igual que Biotherm, Garnier, Kerastase…

Otro de los productos que también está a punto de salir a la venta es una máscara de pestañas Cil Arquitecte 4D, que os sorprenderá gratamente. Su forma es muy grande y no es totalmente redonda del todo. Pero lo importante es lo que lleva para conseguir ese efecto 4D.

Lleva unas ceras adhesivas que permiten la fijación de las fibras. Y estas fibras, de 4mm, finas y de un negro intenso, son las que se fijan a las pestañas gracias a ese “adhesivo”, permitiendo que se puedan ir añadiendo tantas capas como se quiera para conseguir un mayor volumen.

Tranquilas, está pensado todo y también incluye en su fórmula un agente separador para que no se apelmacen, y un agente tensor para aportar curvatura.

El tercer producto es un mousse para el cabello, que como voy a probarlo en enero, ya os diré qué tal queda, si consigue disimular mis canas, os lo contaré por todo lo alto, y si no, también os lo haré saber, claro. Y las sombras de ojos en crema también están en mis manos para “atacarlas” estos días. Os mantendré informadas, porque vosotras lo valéis.