Hay cosas que a las personas que siempre vivimos en ciudades pequeñas nos parecen cuestión de película, pero realmente se producen. Lo de que dos personas se encuentren de forma más o menos clandestina, de novios, de casados, en alguna que otra escapada, ha existido desde época de los romanos, al menos.

Pues bien, ahora resulta que algunas compañías hoteleras han adaptado su oferta de servicio para fogosos, por entendernos. En las grandes ciudades, proliferan lujosísimos hoteles que alquilan sus habitaciones por una hora, dos, tres, cuatrooooo, y hasta por un día, madre mía.

Claro, tienen de todo. Piscina individual (o de pareja, mejor dicho) jacuzzi, todo tipo de comodidades, televisión en la terraza… de todo a fin de cuentas. La cuestión es que siempre que se piensa en soluciones parecidas de otros tiempos, la mente se va a escapadas más o menos inconfesables. Fijaos si está todo bien pensado que en uno de ellos cada habitación tiene garaje privado, es imposible ser más discretos, la verdad. http://www.zoukhotel.com/home-hotel-zouk-madrid.php

hoteles

Hotel Luxor Barcelona

Estos sitios tienen en cuenta que cada uno es cada uno, así que están pensados para que los huéspedes se encuentren entre sí lo menos posible. Sin embargo, hay agencias que los empiezan a recomendar para parejas estables que carecen de un lugar apropiado para charlar en la intimidad.

Los jóvenes de ahora adolecen de lo mismo que los de siempre, la pasta. Pero eso no quiere decir que no puedan ahorrar un poco de ver en cuando para imaginar cómo puede ser su vida en el futuro.

Como quizá haya despertado la curiosidad de más de una sobre su funcionamiento, servicios, prestaciones, instalaciones, situación geográfica, etcétera… he decidido pasaros un enlace en el que se explica casi todo y además, viene con diez ejemplos de otros tantos lugares a los que ir.

Creo que voy a tener que explicar a mi chico cómo es que sé tanto de estas cosas, aunque quizá le deje con las ganas, ¿No os parece? Ocholeguas