Miss Dior Chérie ha cambiado, ahora es una mujer enamorada con una feminidad y una personalidad afirmada. Es una romántica nata que desprende una alegría de vivir y una felicidad espontánea. ¿Quién mejor que Natalie Portman, recientemente galardonada con el Óscar a la mejor actriz por su papel en Black Swan, podría representar la “Chérie” de Christian Dior?

Encarnación del chic Dior, Miss Dior Chérie es una declinación de la fragancia mítica Miss Dior, creada en 1947 por el propio Christian Dior en la época de la revolución del New Look. Hoy, Dior ha decidido insuflarle una dosis de fantasía moderna logrando que el espíritu de Miss Dior siga vivo en la nueva Miss Dior Chérie.

El perfume…
Miss Dior Chérie seduce con su nota de cabeza fresca y hespéride (Mandarina de Sicilia, Naranja sanguínea y Bergamota). El corazón despliega con delicadeza el absoluto de jazmín, la rosa Damascena turca y el absoluto de naranjo de Túnez, que aportan una tonalidad más clásica a la fragancia. En transición, un pachulí contemporáneo conduce a las amaderadas notas de fondo, estructuradas en torno al vetiver y al sándalo.
“Chipre elaborado, afrutado, floral, amaderado, Miss Dior Chérie es una promesa de amor”.                         François Demachy

El frasco…
Desde 1947, la pata de gallo ha ornamentado el fondo del frasco de Miss Dior, con el fin de que emanara la esencia de Dior por los cuatro costados. Hoy, indudablemente, este célebre motivo no podía faltar; como tampoco podía hacerlo el lazo, vínculo exclusivo entre moda y perfume, que constituye uno de los elementos fundamentales de la estética de Dior. Escogido desde un principio para simbolizar la fragancia Miss Dior, apareció por primera vez en 1947, anudado al cuello de un cisne blanco dibujado por René Gruau. Hoy, el famoso lazo Couture firma con elegancia y sofisticación el cuello del Eau de Parfum con un atrevido acabado metálico.