Una pena lo de Madrid 2016, yo ya me estaba emocionando, ya lo veía hecho, pero bueno, qué le vamos a hacer. Pesaba más la rotación de continente, dicen. Buscando la parte positiva, a Brasil también le vendrá bien esas olimpiadas, que podrán ayudar a paliar esa pobreza que desgraciadamente están sufriendo.
Esperemos que las autoridades madrileñas decidan volver a presentarse y así poder conseguirlas para 2020 y a la tercera irá la vencida, como Barcelona!