Palitos de queso

Palitos de queso

Os dejo una receta fácil: Palitos de queso

Ingredientes

1 masa de hojaldre

1 bolsa de queso emmental rallado

1 huevo o ½ vaso pequeño de leche


Cómo prepararlo

Precalentamos el horno a 200ºC durante 10 minutos.

Colocamos en la bandeja del horno el papel de horno con el que viene envuelta la masa de hojaldre.

Extendemos la masa en la encimera y con un cuchillo vamos cortando tiras, y estas tiras a su vez las cortamos en trocitos para formar rectángulos no superiores a 5cm de largo y entre 2-3cm de ancho (esto es según el criterio de cada uno).

Una vez que tengamos los rectángulos los vamos colocando encima del papel que previamente hemos puesto sobre la bandeja del horno.

Batimos el huevo o cogemos el ½ vaso de leche y pintamos los trocitos de hojaldre por la cara que vemos.

Acto seguido vamos colocando por encima de los trocitos, pequeños puñaditos del queso rallado, cubriendo de tal forma cada rectángulo.

Cuando lo tenemos preparado y el horno caliente, insertamos la bandeja en el horno lo cerramos y dejamos que se hagan los palitos de queso (Cada horno es diferente, por lo que tenemos que ir observando que el hojaldre suba y el queso se derrita y se dore) Cuando veamos que están hecho sacarlos y dejarlos enfriar. Una vez fríos colocar en una bandeja y listos para comer.

Sugerencias para preparar los Palitos de queso

Cuando se meta la bandeja en el horno, es mejor no abrir la puerta del horno hasta que le hojaldre haya subido, pues si no tardarán mucho más en hacerse los palitos.

Si en lugar de emmental se prefiere otro queso, se puede cambiar sin problemas, pero con emmental el sabor a queso es más intenso y su combinación con el hojaldre es perfecta.

Si queréis que el dorado del hojaldre quede más brillante y bonito, utilizad el huevo batido para pintarlo.

No metáis los palitos sobrantes nunca en la nevera, pues perderán todo el crujiente quedándose revenidos.

Si tenéis una fiesta y queréis llevar algo o sois las anfitrionas, colocadlos sobre la típica bandeja de cartón con papel blanco (como las de las pastelerías, que encontraréis en supermercados), la presentación es perfecta y los invitados se sorprenderán que la elaboración sea casera!