Reconozco que como crítica de cine no tendría mucho valor porque las películas que me gustan son las americanadas, románticas y taquilleras, pero qué le voy a hacer, yo voy al cine a pasar un buen rato y no a sufrir…
Así que la próxima que veré espero que sea esta de Beyoncé, que la definen como “drama sicológico y escalofriante”, al parecer porque el marido de Beyoncé se convierte en objeto de deseo de otra mujer. Ya nos contaremos qué tal. Cartelera