¡Por Fin Solos! se ha estrenado en España el 1 de junio, protagonizada por Diane Keaton y Kevin Kline.

En esta película coinciden director y guionista: Lawrence Kasdan. Ha escrito prácticamente todas las magníficas películas que ha dirigido: Fuego en el cuerpo, El turista accidental o el Reencuentro (que optó a tres Oscar). Este director ha sido seis veces candidato al premio del Gremio de Guionistas de Estados Unidos y a los premios Oscar, y es que es verdad, hila muy bien sus películas, no se quedan densas o inconclusas o ininteligibles (En busca del arca perdida, El imperio contraataca, El guardaespaldas…). Para todos los cinéfilos es un nombre que no pasa desapercibido.

Por fin solos

El título real es en “Darling Companion”, que desde luego es mucho más sugerente que el título en español, que sencillamente puede ser más comercial y que no explica nada de la verdad de la película. Mucho más bonito es “Grata compañía”, por ejemplo, ¿no?. Pasó lo mismo con Sonrisas y Lágrimas y con multitud de películas. Diane Keaton (fabulosa, aunque no tanto como en otras películas) y Kevin Kline coprotagonizan este film tierno, que se acerca bastante al sentimentalismo barato. Un fondo lleno de emoción; y es el que el director toca todo: el miedo, el dolor, la ternura, el amor, la alegría… No es fácil tocar todo esto sin caer en una cierta cursilería.

 

En ¡Por fín solos! te ríes y lloras y casi en la misma medida. Película fácil y de entretenimiento con buenas interpretaciones. Un film para pasar un buen rato e incluso aprender. No sólo roza sino que profundiza en lo más oscuro y bello del ser humano. Aprender a empatizar, esta creo que sería la lección vital que se nos muestra. Los conflictos nacen de la no empatía con la emoción o estilo de vida del otro. Y es que todos somos muy diferentes y no hay modelos verdaderos y únicos. Aprender la diversidad es lo que nos hace acercarnos al amor y al entendimiento. Si eso era lo que el director quería enseñarnos desde luego que lo ha conseguido.

Por fin solos

Keaton trabajó con Woody Allen y Francis Ford Coppola. En el año 1977 la actriz se deshizo de su imagen como cómica en Buscando al señor Goodbar y obtuvo una nominación al Globo de Oro y ese mismo año actuó en Annie Hall (muchos consideran que ha sido la mejor interpretación de la actriz) y recibió un Oscar por su interpretación. Ha tenido en total tres nominaciones al gran premio del cine. Kevin Kline también ha obtenido un Oscar (Un pez llamado Wanda) y ha sido y es un actor prolífico tanto por el cine como por el teatro.

 

No es una gran película, pero tiene una buena música (James Newton Howard) y una preciosa fotografía (Michael Mcdonough). La recomiendo para esponjar el corazón y pasar una buena sobremesa.