refrescos lightLas bebidas refrescantes más consumidas comparten, en lo esencial, una fórmula bien sencilla: agua carbonatada,”con burbujas”, y azúcar o, en los refrescos light o bajos en calorías, edulcorantes. Lo que distingue unos refrescos de otros en sabor, olor, color y apariencia es lo que se añade a este agua dulce: zumos de fruta (naranja, limón…) o extractos vegetales (cola, quinina…), además de aditivos muy diversos (conservantes, acidulantes, colorantes).

La revista Consumer Eroski ha llevado a laboratorio y sometido a cata 17 bebidas refrescantes, entre ellas 5 colas (de las marcas Coca-Cola y Pepsi), 6 refrescos de naranja (Kas, Fanta y Schweppes), 3 tónicas (Schweppes y Nordic Mist), dos bitter (ambos, Kas) y una gaseosa (La Casera).

Nueve muestras son bajas en calorías, ya que sustituyen los azúcares por edulcorantes con nula aportación calórica. Las versiones light cuestan sólo un poco más que las azucaradas: 1,47 euros el litro de media, frente a 1,45 de las normales. Coca-Cola es un 13% más cara que Pepsi y, entre los seis refrescos de naranja hay poca diferencia de precio.

coca-cola-light nuevo spot del verano 2011Y ¿sabíais que los “refrescos” de cola contienen ácido fosfórico y su consumo habitual supone un aporte extra de fósforo, cuando cantidades elevadas de fósforo tienen efecto desmineralizante del hueso?. El exceso de fósforo se relaciona con la descalcificación de los huesos. Si se toman moderadamente no tiene por qué haber problemas.

Optar por las versiones light de los refrescos es inteligente: aportan cero calorías, mientras que los tradicionales contienen entre las 30 calorías cada cien mililitros del bitter y las 45 de Fanta naranja y Pepsi. Una lata de Coca-Cola (33 centilitros de bebida) aporta 126 calorías, mientras que una Zero o Light de la misma marca aporta cero calorías.

Todos estos datos y muchos más los tenéis en este artículo:  Los refrescos light: no aportan calorías y saben parecidoEROSKI CONSUMER.