Parece que definitivamente se nos está contagiando la fiebre de Halloween.
No sé si realmente nos gusta, porque luego todos admitimos que no, pero al final, cuando todos los escaparates de tiendas, pastelerías, jugueterías, etc. están llenas de calabazas graciosas, o brujitas, caemos en la tentación.
Al final muchos de nosotros participamos en juegos o fiestas de Halloween, compramos alguna chocolatina del tema, y acabamos participando.

Y ahora sí, mirad qué manera más discreta de participar de esta fiesta, pero sin adentrarse en ella.
Se trata de un diseño de las famosas Pretty Ballerinas, de terciopelo negro y con un borde morado. Adornadas diferentes, una de ellas con una pequeña calabaza y la otra con un gorro de bruja. Me parecen graciosísimas. Eso sí, igual de caras que el resto, aprox. 150€, pero muy ponibles, ¿no creeis?

Pretty Ballerinas.