No todas las grasas son perjudiciales para nuestro organismo, mientras que unas, las grasas saturadas, favorecen el sobrepeso, el incremento del colesterol, crean problemas cardiovasculares, etc… Otras, las insaturadas, tienen justamente el  efecto contrario, contribuyen a bajar las tasas de colesterol, protegen al organismo de multitud de problemas y ayudan al correcto funcionamiento de órganos y sistemas.
Como regla general os puede servir que todas las grasas que a temperatura ambiente estén en estado sólido son poco saludables para el organismo (mantecas, tocinos, mantequillas y margarinas, así como todos los productos en las que están presentes) mientras que las que están en estado líquido son  más favorables, a poder ser de primera presión en frío y que procedan de cultivo ecológico.

Omega 3

Todos hemos oído infinidad de veces que los Omega 3 son necesarios y buenos para el organismo pero ¿sabemos exactamente qué ácidos Omega 3 son los más beneficiosos, cuáles son sus fuentes principales, qué dosis necesitamos?

 

Los ácidos grasos Omega 3 son grasas insaturadas que cumplen multitud de importantes funciones en el organismo, entre otras nos ayudan:

–        Disminuyen el riesgo de enfermedades cardiovasculares

–        Ayudan en el control del colesterol

–        Regulan el ritmo cardiaco

–        Ayudan en el control de la presión sanguínea

–        Favorecen el desarrollo del bebé antes y después del parto

–        Mantienen la flexibilidad de las membranas celulares

–        Disminuyen la inflamación

–        Mejoran las dermatitis seborreicas infantiles

–        Alivian dolores y rigidez articular en problemas articulares

–        Fortalecen el sistema inmune y sistema nervioso

–        Favorecen la concentración y luchan contra el déficit de atención

 

Las recomendaciones de la OMS  sobre su consumo son de 1000-2000 mg/dia y el consumo habitual en países industrializados es de 150 mg/dia; salvo excepciones todos somos carentes y no cubrimos con nuestra alimentación las necesidades.

¿Cuáles son los Omega 3 y donde podemos encontrarlos?

Los ácidos Omega 3 no pueden ser fabricados en el cuerpo y han de ingerirse en la dieta

Hay 3 ácidos grasos Omega 3 principales:

ACIDO ALFA LINOLÉNICO: El único que se encuentra en vegetales: semillas como nueces, pipas de calabaza, avellanas, aceites  de soja, lino, cáñamo y germen de trigo.

Los ácidos Omega 3 de Cadena Larga DHA y EPA, se encuentran casi exclusivamente en crustáceos y aceites de pescado azul. El organismo tiene preferencia por estos ácidos y desempeñan importantes funciones.

DHA:

Está altamente concentrado en el cerebro; el 60% del cerebro es grasa estructural y el 25% de ella es DHA. Dentro de sus funciones está el desarrollo estructural de membranas y nervioso y modula la neurotransmisión. Protector frente a multitud de procesos degenerativos (parkinson, alzheimer, traumatismo cerebral, depresión,…) Mejora la concentración, así como el bienestar mental.

EL DHA es fundamental para la salud de la retina. Es el ácido mayoritario con más de 50%, siendo un nutriente esencial para su función, preservación y regeneración; mejora la agudeza visual y protege frente a alteraciones de de la superficie ocular.

Durante el embarazo hay gran demanda de DHA por parte del feto que deja muy mermados los depósitos maternos, su suplemento ayuda en los trastornos de depresión post parto y frente a incrementos de presión sanguínea. En el bebé, su carencia en gestación e infancia puede contribuir a desórdenes de aprendizaje y comportamiento (TDA, TDAH, dislexia, autismo, problemas de psicomotricidad, problemas visuales…

El DHA es además un nutriente “antiaging “ clave; devuelve fluidez a las membranas y mejora notablemente el estado de la piel, cabello y uñas.

omega 3

El Acido graso EPA es importante para tener vasos sanguíneos saludables, para la salud del corazón. Con propiedades antiinflamatorias y anticoagulantes.

 

Las principales fuentes de Omega 3 son los crustáceos y pescados azules, pero las cantidades que deberíamos comer para alcanzar las dosis recomendadas serían enormes, además de que los pescados azules grandes (emperador, atún, salmón,…) tienen altas contaminaciones por metales pesados, fundamentalmente mercurio por lo que es más recomendable consumir más a menudo los más pequeños (boquerón, sardina, trucha, caballa,…)

En los complementos alimenticios de éstos ácidos es importante fijarse en dos aspectos:

–        En su pureza, que sean ácidos grasos puros sin ningún tipo de contaminante y que esté certificado

–        En su concentración, en función de la concentración de cada perla necesitaremos consumir más o menos unidades.

La marca NUA DHA asegura mediante el certificado más exigente su pureza y su concentración alcanza por perla la dosis diaria recomendada. Además existe un envase para niños con sabor a limón y con la concentración adecuada para ellos. Aquí disponéis de toda la información.