la nubeHoy quería contaros algo de Tecnología para no Tecnológicos, esa nueva sección que, aunque no os lo dijera, tenía pensado que fuera todos los martes, pero ya voy con un día de retraso.

No obstante, lo haré hoy, que si no, reviento.

Quería comentar con vosotras un concepto que no paro de oír, y no sé si todas sabemos a qué se están refiriendo cuando oímos hablar de “la nube“, que el futuro es “la nube“, trabajar en “la nube” etc. Pues bien, con mis palabras y sin querer aportar exactitud técnica os diré que esta expresión viene a mostrarnos una nueva forma de trabajar que está empezando a arrasar. Consiste en que para almacenar nuestros datos, ya sean personales o profesionales, ya no hace falta tener disco duro ni memorias físicas, porque hay sitios o empresas externas que nos lo ceden. Nos ceden un cierto espacio para almacenar nuestros datos, y a esos datos podemos acceder desde cualquier dispositivo con conexión a internet.

Por ejemplo, yo utilizo un sistema de almacenar “en la nube” que se llama Dropbox. Entré en su web y me descargué la aplicación. Entonces, en mi escritorio salió una carpeta llamada Dropbox que siempre está visible. En esa carpeta metí todos mis documentos, con los que siempre trabajo y tengo a mano, ordenados exactamente igual que como yo lo venía haciendo en “Mis Documentos”, es decir, copié todas las carpetas de “Mis Documentos” y las pegué en la nueva carpeta “Dropbox”.

Cada vez que abro un documento, lo hago desde esa carpeta, y lo vuelvo a cerrar y guardar ahí. De tal manera que si ahora mismo modifico un documento, y esta noche el ordenador se me “muere” para siempre, no pasará nada, porque tengo todos mis documentos en cualquier otro ordenador con conexión a internet, en mi iPhone, el el iPad de cualquiera, etc.

la nubeO también si por ejemplo me voy de viaje, y quiero descargar las fotos que haya hecho, allí donde esté, las descargo en mi carpeta Dropbox, y cuando llegue a casa las tendré exactamente igual, pero además, cada carpeta se puede compartir con quien yo quiera, de manera que desde que las descargue en Japón, por ejemplo, mi familia puede estarlas viendo en ese momento en España accediendo a esa carpeta.

Además, si vas a una reunión, por ejemplo, no te tienes que llevar ni el portátil, ni ningún dispositivo, desde tu mismo móvil o desde el ordenador que haya allí donde vayas, podrás acceder a todos tus documentos, tú y solo tú o a quienes hayas autorizado.

Es un invento, muy útil. Ese es el concepto de trabajar en “la nube”. Luego cada uno puede tener su propio “Dropbox”, y el más famoso y supongo que se llevará a la mayoría de usuarios será el de Apple, que se llama iCloud, que da gratis los 5 primeros GB de espacio, mientras que en Dropbox son los 2GB primeros gratis, y en éste último después también se puede comprar más espacio o conseguirlo gratis invitando a amigos. También Sony y Google disponen de estos sistemas.

la nubeY ¿son seguros estos sistemas? se supone que sí, pero está claro que los ciberdelincuentes estarán intentando llegar a poder acceder a esos datos, aunque si es la tendencia, y como así es, “la nube” está de moda, las empresas que prestan estos servicios cada vez invertirán también más recursos en seguridad y no será nada fácil vulnerarlos.

Mientras tanto, y como yo no manejo datos del fbi ni nada por el estilo, lo seguiré utilizando pues me resulta comodísimo, y se acabó aquello de “me lo mando al ordenador de casa”, o “lo mando al correo para tenerlo en el móvil”, etc.

Y vosotras, ¿os animáis a entrar en “la nube”?