Supongo que estoy muy sensible con mi embarazo,  pero vamos, yo soy de las que lloro hasta con los anuncios, así que tampoco es raro que me emocione al ver cosas como esta.

El video va de un hijo y un padre, sentados en el banco y aparece un gorrión… tomad nota.