Esta semana estoy muy contenta porque desde que salió el reportaje sobre mi en Yo Dona y en Marie Claire, no paro de recibir mensajes, tanto de gente conocida y que había perdido el contacto, como de personas que están conociendo el blog y me dan mensajes positivos que me animan un montón.

Así que hoy que estoy de subidón, me voy a poner unos labios rojos rojos. Siempre me han gustado, pero casi nunca puedo llevarlos así porque los tengo bastante carnosos y me siento que voy pintada como una puerta. Pero esta vez sí que me atrevo, y ¿queréis saber por qué? pues porque soy una víctima total de la publicidad, y cuando he visto esta imagen de los looks de Navidad que propone Bobbi Brown, me he quedado totalmente colgada del de la modelo de la derecha.

Seguramente estoy equivocada pensando que si me pinto los labios de ese color, voy a estar tan impresionante como ella…sí, qué le voy a hacer, soy así de ilusa, pero es que si no lo pruebo nunca lo sabré ¿no?

Además hace unos días una de las mejores maquilladoras de Bobbi Brown de toda Europa, Lydia G. me estuvo dando algunos consejillos para maquillarme mejor, resaltar zonas, ocultar fallos,etc. que ya os contaré más despacio otro día.

Bobbi Brown para Navidad propone dos looks: uno, el de la izquierda, destacando mucho los ojos, con un maquillaje ahumado que tanto se lleva, y los labios  en “nude” (que es el color carne de toda la vida, pero ahora es más chic llamarlo así). Y el otro, !el mío!, con los ojos maquillados en tonos suaves y esos labios rojos maravillosos. !Allá voy!