El dolor de espalda es una de las causas principales de baja laboral en nuestro país y una de las consultas médicas más frecuentes en Atención Primaria. Puede presentarse a cualquier edad pero es más común que aparezca entre los 40 y los 60 años.
Lo habitual es sufrir dolor cervical y/o dolor lumbar, todo ello derivado de esfuerzos físicos, malas posturas o desgaste articular debido al paso del tiempo. Una buena prevención cambiando nuestros hábitos diarios es fundamental, así que, si quieres mantener tu espalda sana, sigue estos consejos:
cuidar-la-espalda-850

 

  1. Controla tu peso. Un exceso de peso hace que, tanto los músculos de la espalda como los huesos, estén sometidos a una gran tensión y sufran.

 

  1. Atento a tus posturas. Si tienes que permanecer mucho tiempo sentado, lo ideal es utilizar un reposapiés, el objetivo es tener las rodillas ligeramente más altas que las caderas. Si abusas del ordenador, ten en cuenta que la pantalla debe estar colocada a la altura de los ojos para no forzar el cuello, y la espalda siempre apoyada contra el respaldo de la silla. En la medida de lo posible, haz descansos cada hora y camina.

consejos para Dolor-de-espalda

  1. Realiza ejercicio físico a diario. Camina a paso ligero, haz gimnasia en casa, monta en bicicleta o practica natación, sobre todo de espalda, pues ayuda a fortalecer la zona. El deporte diario evita la rigidez de músculos y articulaciones. Con 30 minutos al día es suficiente.

 

  1. Carga y levanta peso de manera correcta. Doblar las rodillas y no la espalda es lo correcto. El peso a levantar debe estar lo más cerca posible del cuerpo, a la altura de la cintura y repartido entre ambos brazos para no sobrecargar un lado más que otro.

 

  1. Por las mañanas realiza estiramientos. En internet hay tablas específicas para cada zona: cervical, dorsal y lumbar, son ejercicios muy sencillos y rápidos de hacer que puedes añadir a tus rutinas diarias sin que te lleve mucho tiempo.

Consejos para cuidar tu espalda

  1. No abuses de los tacones altos. Ni tampoco de las sandalias muy planas. Ante todo tienes que estar cómodo para evitar malas posturas.

zapatos-tacon-alto

  1. Cambia tu colchón. Un colchón en buen estado es fundamental, si observas deformidades o ya no descansas tan bien como antes, es hora de cambiarlo. La postura al dormir es muy importante, la peor forma de hacerlo es boca abajo y la ideal de lado o boca arriba, siempre con una almohada que mantenga alineada la cabeza con el resto de la espalda. Utilizar un cojín entre las piernas también es una buena costumbre.

 

  1. Relájate. El riego de sufrir dolor de espalda se incrementa con el estrés ya que provoca contracturas musculares, por lo que llevar una vida relajada también es clave para cuidar nuestra espalda.

 

¿Qué te parecen estos consejos para mantener tu espalda sana? ¿Vas a ponerlos en práctica? ¡¡Hay que cuidarse!!

Quizás te interese: 5 consejos para mejorar el estado de ánimo