Creo que nunca te lo había dicho, pero me encanta Cáceres. Me parece un destino lleno de encanto, es una de las grandes desconocidas de nuestro país. En invierno, pasear por su casco antiguo oyendo tus tacones y quizá los de alguien más a lo lejos bajo la neblina contra la que lucha la luz de viejos faroles, sus tapas, su caza, su dehesa… es sencillamente un destino espectacular.

Ciudad Vieja de Cáceres