Como cada año, llegan estos meses y nos volvemos locos buscando campamento para nuestros hijos, o cursos intensivos de idiomas.

Hoy en día muchas familias piensan que ya no hace falta enviar a sus hijos al extranjero para que se sumerjan de lleno en el idioma, sino que se plantean campamentos en inglés, impartidos por nativos, en colegios británicos, por ejemplo, y así tener una completa educación bilingüe mientras se lo pasan bien disfrutando de piscina, deportes, et.c

stgeorge

Los cursos no se plantean exclusivamente desde un punto de vista académico, sino que empiezan por ofrecer un verano de juegos y diversión para alumnos divididos en distintos grupos en función de su edad, con profesores nativos expertos en educación infantil.

Para los más pequeños, natación, desarrollo de la psicomotricidad, juegos, concursos cuentos, canciones, todo ello en un entorno residencial, dotado de instalaciones deportivas y con las últimas tecnologías para la enseñanza del inglés de forma que la inmersión sea total. Para los más mayores, además, temáticas específicas de debate, análisis del nuevo vocabulario en el entorno inglés, en qué situaciones de vida se usa cada término, interpretación de situaciones reales…

En palabras de James Shallcross, Director General del Grupo de Colegios St. George´s, “numerosos alumnos llegan a nuestros cursos de verano en busca de un profesorado nativo, que la magnitud de la oferta de este tipo de formación no siempre es capaz de cubrir. La diferencia es que en nuestros cursos de verano se aprende a través del inglés. No se trata únicamente de aprender inglés, sino de aprender a través del inglés con profesores británicos, pedagogía británica, situaciones de vida reales etc…”

Los mejores, además ofrecen gran variedad de prácticas deportivas a lo largo de cada jornada durante el mes que suelen durar estos cursos. El deporte como forma de educación y de diversión encuentran en estos cursos su hábitat natural de expresión.