La cita era en un sitio llamado Fuentes & Bonetillo. Carla Bulgaria reparador de manos
La mañana no empezaba bien, veinte minutos para aparcar. Cuando iba de camino pensaba que había tardado tanto en llegar al centro de Madrid, que iba a perder toda la mañana. Aunque era una presentación que me apetecía mucho por el producto y por quien lo presentaba, pero me estaba entrando el agobio-remordimiento del que tarda hora y media en llegar a la biblioteca a estudiar en la semana de exámenes.

Pero al llegar a aquel lugar la cosa cambió. Un sitio especial, con encanto, no era un restaurante al uso. Otro día os ampliaré más sobre él pero tomé el mejor croisant madrileño de mi vida, recién hecho. Era Fuentes & Bonetillo, en la zona de Ópera.

Y ¿quién nos invitaba a ese sitio tan cool? como no podía ser de otra manera, era Carla de Bulgaria, para presentarnos su nuevo lanzamiento, una crema regeneradora de manos de Carla Bulgaria Roses Beauty. Allí y entre charlas, dulces, zumo de naranja y café estuvimos comentando cómo es esta crema.

Carla Bulgaria reparador de manos

Se trata de un tratamiento 100% natural a base de agua de Rosa Damascena como toda su línea de productos.

Lo que tiene en común con el resto de las cremas de manos es que hidrata, repara y suaviza.
Pero ¿qué es lo que tiene de especial y diferente? en primer lugar su alto contenido en agua de rosa. Después, su factor de protección 15 para evitar las agresiones solares a las que sometemos a nuestras manos cada día. Y también contiene Q10 que atenúa las arrugas, esas que tanto dicen de una persona viendo sus manos.

Y otra cosa más todavía, la fórmula también contiene un ingrediente de origen natural, el Nutgrass o Cyperus Rotundus, un inhibidor de melanina que atenúa las manchas y aclara la piel de forma natural. ¿Qué más se puede pedir, no? hidratación, suavidad, protección solar, antienvejecimiento y reducción de manchas y todo ello gracias a sus ingredientes naturales.

No contiene parabenes ni colorante, también hay que decirlo.

Además al aplicármela me recuerda de nuevo a mi madre, gran consumidora de agua de rosas como tónico facial desde que yo era pequeña.

Viene en un tubo sin caja, como todos sus productos, de 50ml y su precio es de 19 euros. Se vende en El Corte Inglés, perfumerías If y algunos Sephora, o mirad en www.carlabulgaria.com

Por supuesto mereció la pena acercarme hasta allí y conocer a gente encantadora a la que no conocía (como Carmen de Arribaeneldesván, así como saludar a las compañeras con las que suelo coincidir.