Las manos de una persona dicen mucho sobre su personalidad, actitud ante la vida y forma de comportarse. Son una auténtica “carta de presentación” que conviene cuidar al máximo en cualquier época del año. Cumplen infinidad de tareas cotidianas, están expuestas a muchas agresiones del ambiente y su piel, sobre todo la de sus palmas, es una de las más sensibles del cuerpo, por lo cual hay que cuidarlas y protegerlas adecuadamente, para que siempre luzcan suaves, jóvenes y bonitas.  La doctora Esther De la Paz y García, médica y cirujana especializada en Medicina Estética, nos cuenta en este artículo de hoymujer cómo cuidarlas.

Fuente Hoymujer.