Interesante artículo de El Mundo en el que nos dicen en qué sitios podemos “tapear” pero de verdad, caña y tapa y despues de varias, poder irte a casa comido…a mi eso me encanta.

“Caña y nada es poco común. Caña y aceitunas, frutos secos o un pinchito es habitual. Caña y un abundante plato de cocido, de paella, de lacón con patatas, de patatas bravas, de pescaditos fritos o de pinchos variados es una rareza. Estas ‘excepciones’ en Madrid se materializan en locales llenos en hora punta donde, con la cerveza un poco más cara -pero siempre a menos de dos euros-, se puede comer o cenar por dos o tres cañas. Esto es: menos de seis euros.

ELMUNDO.ES/METROPOLI – Comer gratis con un par de cañas.