Seguro que en alguna ocasión habéis visto perfumes de dudosa procedencia en algún mercadillo, o vendedor callejero o similar.
Yo creo que se nota nada más verlo, pero quizás con estas indicaciones de la OCU, si en algún momento tenéis dudas, podréis aseguraros de que lo que estáis viendo no es un perfume verdadero que ha llegado a manos del vendedor por deshechos de stock o algo similar que siempre nos cuentan…

1.El plástico de embalaje debe ir perfectamente pegado y ajustado a la caja. En los falsos se nota porque hay aire y si lo frotamos, suena.

Cómo distinguir los perfumes falsos

2. El cartón de la caja debe ser consistente, se nota que es de buena calidad. Además suele llevar otros cartones en su interior. En cambio el falso lleva un cartón más débil y a menudo sin otros de protección dentro de la casa.

3. El cristal del frasco de un perfume auténtico es suave y homogéneo al tacto. Sin embargo los falsos son porosos o no tan suaves, y muy curvados en el fondo.

4. Cabe destacar que las grandes marcas de perfumes no van a permitir que sus productos lleguen a puntos de venta sospechosos como mercadillos y similares. No les interesa.

5. Y cito textualmente “Detrás de los perfumes falsos no hay ningún Robin Hood en busca de justicia social. Hay redes de explotación laboral que pueden recurrir a mano de obra infantil y que en ningún caso pasan controles de ningún tipo. Toda la información de un perfume legal la tienen los Centros de Toxicología, pero nadie sabe exactamente qué puede llevar un perfume falso. Al comprar una falsificación, el consumidor se expone a demasiados riesgos (y se queda sin ninguna garantía).”

En fin, espero que nos sirva a todos para que no nos den gato por liebre. Hoy en día hay muchísimas ofertas en tiendas  y en internet para poder comprar perfumes a precios razonables y no hay por qué jugársela, ¿no creéis?

vía Así son los perfumes falsos – OCU.