Vichy Catalan rememora sus orígenes con una nueva botella de edición limitada que nos transporta en el tiempo hasta 1881, la fecha en que empezó la explotación industrial de esta marca mítica de agua mineral natural carbónica. El nuevo envase, que sin duda estará presente durante las próximas fiestas navideñas, recrea el modernismo imperante en la época -presente en el logotipo histórico de la marca- transformado para la ocasión, gracias a un ejercicio de evolución en el diseño, en un modernismo moderno y contemporáneo. El resultado es una botella de una belleza abrumadora, que realza aún más la calidad excepcional de esta agua “premium”.

vichy catalan edicion especial 1881

Los elementos florales que siempre han rodeado al logotipo de la marca -el valle de Caldes de Malavella con los vapores de las aguas calientes remarcando el perfil del fondo montañoso- pasan a ocupar un lugar preeminente sobre la superficie de todo el envase. Las flores blancas y amarillas se apropian del vidrio que cobija al liquido elemento transmitiendo una sana sensación de frescor y pureza. Es una botella que invita a abrirla, que invita a beber. Vichy