Os dejamos esta receta que es de las fáciles, sanas y que apetecen en estos días de calorcito. (No es la de la foto, no busquéis las gulas :-D)

Ingredientes para 4 personas:
1 bolsa de lechugas mezclum
1 envase de gulas
8 o 9 fresas
1 ajo
1 cayena o guindilla pequeña
Aceite
Crema balsámica de Módena
Sal

Cómo preparar la ensalada:
Cortar las lechugas de la bolsa mezclum en trocitos y reservar.
Coger las gulas, el ajo y la cayena con un poquito de aceite (no mucho porque luego la ensalada estará aliñada) y freir. ( Yo suelo freir primero el ajo y después echo las gulas y la cayena desmenuzada para darles un toque, cuidado no pasarse porque pueden quedar demasiado picantes).
Mientras hacemos las gulas, lavamos y cortamos en tozos pequeños las fresas que las echaremos en el bowl donde tenemos las lechugas mezclum.
Hacemos el aliño con el aceite (poco para que no quede grasiento y sea mucho más sano!) y la crema balsámica (no echéis mucho porque es más aromtica que el vinagre de Módena tradicional), y se la añadimos al bowl de las lechugas y las fresas.
Posteriormente añadiremos las gulas al bowl y pasaremos a comerlo.
Sugerencias:
En lugar de lechugas mezclum se puede hacer con canónigos, lechuga, etc.  pero para mi gusto mejor no escoger una bolsa de ensalada con zanahoria, desvirtúa mucho el sabor original.
También podemos cambiar las fresas por: frutos rojos, granadas, frambuesas (con estas dos últimas está también muy buena), o en su defecto combinar todas las frutas mencionadas! Piensa siempre en la fruta de temporada y sácale todo el partido posible.

Para la presentación recomiendo poner la ensalada y las fresas en la parte baja del bowl y las gulas encima, así nuestros invitados se llevarán una sorpresa al ver que no es sólo una típica ensalada de gulas!