Hotel Isabel de FarnesioEl fin de semana pude asistir a la inauguración del SPA y ESPACIO DE ARTE del Hotel Isabel de Farnesio, en pleno centro de la Granja de San Ildefonso. El hotel lleva un mes abierto, y ha sido el 8 de abril cuando han inaugurado oficialmente dos de sus atractivos más importantes.
El SPA es un espacio donde se respira relax y tranquilidad desde que se traspasa la puerta de acceso, dejando atrás un luminoso gimnasio, y entrando en un espacio cálido, en penumbra (favorecido por la madera wengué de su decoración), totalmente perfumado y ciertamente húmedo debido a la parte del SPA propiamente dicho, con la piscina de agua caliente, agua fría, hamman, chorros de agua…etc.
Las cabinas están totalmente equipadas con la última tecnología y no se han olvidado de ni un solo detalle en su decoración, que con su luz tenue favorece que el cliente desconecte del mundo exterior.  La variedad de tratamientos que podemos encontrar van desde los faciales (como anti aging, foto envejecimiento, mesoterapia virtual, lifting…etc.) a los corporales (tratamientos reductores, adelgazantes, cavitación, post parto, etc),  y masajes donde mezclan técnicas orientales y occidentales, destacando como innovador la ayurveda (empleando la aromaterapia), el masaje tailandés y el shiatsu entre otros. Tuve la posibilidad de probar un masaje relajante, soy una adicta a todo tipo de masajes que me haga desconectar de todo, y he de decir que por primera vez mientras me lo daban me quedé tan relajada que me llegué a dormir, por lo que recomiendo que si vais al hotel os deis uno, saldréis como nuevos!

Hotel Isabel de FarnesioEl ESPACIO DE ARTE, es un concepto poco común en España, y he de felicitar a quienes lo han hecho posible, María Caballero y Gina Campillo,a quien tuve la oportunidad de conocer en la inauguración, y con quienes pasé un rato muy agradable.
Con la idea de este espacio, pretenden que todo el  mundo pueda observar y apreciar el arte en todos sus sentidos, no es una sala de exposiciones, pues aquí las obras expuestas se pueden comprar, ni tampoco es una galería, donde parece que si uno no va a comprar da vergüenza entrar y mirar por el qué dirán tan español. No, todo lo contrario, este nuevo espacio pretende ser una simbiosis de ambas cosas, donde podemos ir a disfrutar del arte sin sentirnos mal por no adquirir una obra, y donde nadie nos va a mirar nada más entrar.
En él podemos sentirnos libres, observar, comparar, disfrutar, etc., y si alguien decide comprar alguna pieza expuesta, que sepa que un porcentaje del precio marcado va para Niños Sin Culpa (www.ninossinculpa.org) , para niños enfermos de sida de la India (con quien María Caballero colabora de forma asidua.). Se podrán apreciar exposiciones de artistas consagrados y emergentes tanto nacionales como internacionales. Cada exposición tendrá una duración aproximada de 2 meses. La primera exposición que inaugura este rompedor espacio, es la del  escultor  Jacinto Moros (1959, Zaragoza), cuya obra está realizada, en general, en diversos tipos de madera a las que en muchas ocasiones añade capas de formica, pero también realiza grabados y esculturas con resina de poliuretano, los motivos de sus creaciones  suelen ser las espirales, os dejo su enlace para que podáis admirar su obra (www.jacintomoros.com).
Hotel Isabel de FarnesioPero como en el hotel no es todo SPA y ARTE, quiero daros a conocer como es y lo que os encontrareis si os alojáis en él. Nada más entrar os sorprenderá la cuidada y moderna decoración, que nada tiene que ver con la antigua cárcel del S. XVII que albergaba el edificio,  con muros de cristal para separar la biblioteca de la puerta y pasillo de acceso, como también los del restaurante con un vinilo de Isabel de Farnesio, y al igual que el de la sala de lectura, decorados con palabras relacionadas con las actividades de la estancia. La decoración se completa con una gran selección de grabados de diversos tipos, pero todos contemporáneos colgados por las paredes del hotel, tanto en la zona de recepción, como en los pasillos de las habitaciones.
Las  habitaciones son muy amplias y tranquilas, de las pocas que podemos encontrarnos sin escuchar a los vecinos de al lado ni los portazos típicos de muchos hoteles, con una decoración muy sencilla a la par que elegante y muy acorde con el entorno, sin olvidar la presencia de Isabel de Farnesio, a quien debe su nombre, y, de su esposo, Felipe V, con sendos retratos, no al uso, insertados perfectamente en la estética moderna del hotel. Tienen un equipamiento perfecto, con todo tipo de detalles, y el que a mí más me llamó la atención, y que agradecí profundamente fue el olor a jazmín nada más entrar en la habitación, y que es un olor muy característico del hotel en general, está lleno de ambientadores que fusionan a la perfección con la decoración.

Si queréis una habitación con vistas y romántica pedid que sea en la tercera planta pues son abuhardilladas. Respecto a la restauración, al igual que el resto del hotel, tampoco decepciona. Los desayunos, sin ser el típico buffet de hotel, tiene posibilidad de dulce o salado o ambas cosas, y todo acompañado de un buenísimo zumo de naranja natural, seguro que muchos no sois aficionados a desayunar huevos revueltos, yo soy una de esas y os recomiendo que probéis estos, porque se merecen una oportunidad ya veréis como os encandilan!!. Si lo que pretendemos es cenar o comer, es muy recomendable hacerlo en el propio restaurante, cuya cocina dirige el mismo responsable que el famoso  Restaurante Villena de Segovia condecorado con una estrella Michelin, donde se podrán probar las especialidades de la zona, en su menú fin de semana, como los famosos judiones o el cochinillo y terminar con una especialidad de la casa, su flan de queso, seguro que no habréis degustado ninguno igual!
Y como en un hotel, la decoración, el ambiente y el lujo no es lo único necesario para hacer una estancia inolvidable, hay que destacar la labor del personal, dirigido por Miguel Huidobro, que tiene un trato exquisito, amable y servicial con el cliente desde su llegada hasta su marcha.

Podéis encontrar habitación desde 85 euros y buscad alguna oferta que incluya el circuito del Spa.
Espero que disfrutéis de este maravilloso hotel, a tan sólo una hora de Madrid y a 12km de Segovia,  que está perfectamente comunicado tanto por carretera como con el AVE a Segovia, y que merece la pena visitar, especialmente ahora que tenemos este buen tiempo que invita a salir y visitar lugares nuevos.