A muchos nos gusta el arte pero de una manera un poco particular. A mi hay cuadros que me encanta verlos, pero como no entiendo nada de arte, supongo que no aprecio ni el 10% de la maravilla que son.
También me gustaría que mis hijos supieran apreciarlo, ya no digo ser entendidos, pero por eso de que el saber no ocupa lugar, y de que seguro que con ello abren su mente y maduran, también me gustaría que además de ver dibujos en la tele y jugar al ordenador, que algún día lo harán, puedan divertirse con cosas como estas.
El Museo del Prado pone a nuestra disposición juegos para encontrar diferencia en algunas obras, y también saber distinguir la auténtica. ¿No os parece una gran idea? a mi me ha encantado, vamos, que no para los niños sino para mi también.
Os animo a entrar en esta web y pasar un buen rato en ella. Es todo un lujo poder contar con cosas como estas.
Os dejo el enlace: Museo del Prado