Ikea y Unicef lanzan esta iniciativa. Por cada lámpara de luz solar como esta que compres (SUNNAN), Ikea donará otra a Unicef:

“En las regiones cercanas al ecuador anochece a las 6 de la tarde todo el año. Allí, una niña que haya pasado el día ayudando en las tareas domésticas, llevando agua a casa y, con un poco de suerte, yendo a la escuela, encuentra que el único momento que tiene para estudiar es cuando cae la tarde. Pero a esas horas ya no hay luz para estudiar.” Por eso esta acción conjunta me ha parecido tan buena.
Además, no requiere conexión eléctrica. Funciona con células solares que transforman la luz del sol en electricidad. Te ayuda a ahorrar energía y contribuye a reducir el impacto ambiental. Su precio es de 19,95€.

IKEA |