No he podido evitar sonreír y asentir cuando he leído este artículo sobre las mamás de ahora y sus, o mejor dicho, nuestros teléfonos. Qué os voy a contar, si acabo de estrenarme con el iPhone esta semana, y cada mañana me levanto pensando en las ganas que tengo de cogerlo otra vez… estoy enganchada. Pero también es verdad que me permite seguir con mi trabajo cuando estoy en la puerta del cole esperando a los niños, cuando estoy en la sala de espera del dentista, e incluso cuando voy en el metro a algún evento. Es una maravilla.

Os dejo el artículo y lo que cuentan, seguro que muchas de vosotras os sentís también identificadas.

“Hace 15 años el teléfono móvil era una herramienta muy poco frecuente, en la actualidad, sin embargo, es un dispositivo que forma parte de nuestra vida diaria de una forma casi imprescindible. Y es que lo que también está cambiando es que no sólo lo usamos para hablar y ahí, son las madres modernas las que nos toman ventaja…

Más información y fuente: Las mamás modernas no pueden dejar de utilizar los teléfonos inteligentes o smartphone.