A la hora de elegir productos solares tenemos una amplia gama donde elegir y en esto, como en todo, unas somas más exigentes que otras.
Hoy os traigo información sobre una colección de productos para el sol, de alta gama, con un poder rejuvenecedor de la piel extraordinario.

Se trata de la primera colección de sol de La Mer, SOLEIL DE LA MER.

Ya os he contado en varias ocasiones cuál es el origen de La Mer pero os lo recuerdo para aquellas que no lo conozcan. Hace medio siglo, un físico espacial Dr. Max Huber sufrió graves quemaduras en un accidente de laboratorio. No encontró nada que pudiera mejorar el aspecto de su piel, así que comenzó su cruzada personal, hasta que después de 12 años  y 6000 experimentos perfeccionó el preciado Caldo Milagroso, que se encuentra en el corazón de todos los productos de La Mer.

Los nutrientes de las algas marinas fueron su recurso más preciado, y combinándolas con otros ingredientes muy potentes y utilizando la luz y el sonido como fuentes de energía, creó el Caldo Milagroso, alma de la crema que consiguió renovar su piel.

El amor por el mar y las fuentes de energía reparadoras que hay en la naturaleza hicieron que La Mer desarrollara su colección solar The Soleil de La Mer.
Consta de dos cremas con protección solar y un autobronceador.

Soleil-de-la-Mer

The Reparative Face Sun Lotion SPF 30 y The Reparative Body Sun Lotion SPF 30 llevan una alta protección solar que ayuda no solo a proteger la piel contra los rayos UVA y UVB, sino también a prevenir los daños solares futuros, además de hidratar y reparar el aspecto de la piel.

The Face and Body Gradual Tan, que permite un bronceado suave sin exposición solar, aporta a la piel un aspecto uniforme y un brillo natural al tiempo que la hidrata.
Soleil-de-la-Mer

Para incrementar el poder rejuvenecedor del Caldo Milagroso, la colección Soleil de La Mer™ contiene Alga Dorada fermentada, que ayuda a reparar la apariencia de la piel durante y después de la exposición al sol. Las Algas Doradas se encuentran en Francia en una zona con condiciones climáticas adversas, mucho sol y aguas saladas, y es por ello cuentan con fuertes poderes restauradores, que esta firma ha querido aprovechar. Junto con otras algas e ingredientes, la fórmula consigue proteger la integridad de las células de la piel y reducir el ese aspecto enrojecido que tan poco nos gusta, después de la exposición solar.

The Soleil también contiene Aguas Deconstruidas™, y una combinación con algas y té de lima, con propiedades antioxidantes y revitalizantes, con la particularidad de que llevan cargas positivas y negativas que hacen que los ingredientes sean conducidos a las diferentes capas de la superficie de la piel para tu protección y restauración.

Como veis, no se trata de productos normales y corrientes, sino que son mucho más avanzados tecnológica y cosméticamente.

Y puedo dar fe de que sus fórmulas se absorben rápidamente y son cómodas de aplicar al ser ligeras.

Lo ideal para aplicarlas es 30 minutos antes de la exposición al sol y renovar cada dos horas. Y el bronceador sin sol, extendiendo sobre la piel previamente exfoliada, una vez al día hasta lograr el tono deseado.

Precios
The Reparative Sun Face Lotion SPF 30 50ml:      110,00€
The Reparative Body Sun Lotion SPF 30 200ml:    75,00€
The Gradual Tan Face & Body Lotion 200ml:             75,00€