Os contaré una casualidad que me ha pasado hace poco.

Gracias al blog, tengo una buena variedad de barras de labios. Ya hace años soy “acumuladora” y compradora compulsiva de barras de labios, pero ahora me controlo porque tengo varias por usar y muchas por estrenar. Es el cosmético que más me gusta.

Hace unos meses se me terminó una barra que tenía desde hace años, pero que guardo para ocasiones especiales porque me encanta el tono, la jugosidad, el olor, etc. Era la barra perfecta, pero como suele pasar con estas cosas, cuando vas a comprarte otra igual, resulta que la han retirado y por más que busques una parecida, no la encuentras.

Emma-Stone Revlon

El caso es que me da tanta pena perder este color, ideal por no ser ni demasiado rojo, ni rosa ni morado ni brillante, ni oscuro, ni claro, … así que guardaba la barra, gastada para en alguna ocasión de debilidad salir a comprarme una parecida.

Como os decía, llevo meses con ella gastada, pero el otro día la saqué de donde la guardaba y la metí en el bolso para ir a la caza de algo similar. No sin bastantes remordimientos, porque teniendo tantas barras esperando a ser utilizadas, me parecía fatal gastarme el dinero en otra más.

Con mis remordimientos y mi barra de menos de 7 euros en el bolso, fui cargada dos días, y al tercero, me llega a casa un paquete, que abro y cual es mi sorpresa cuando al abrirlo descubro dos labiales, uno anaranjado, y otro ¡sí, era mi color¡¡¡ ¡Viva Revlon, qué alegría!

Emma-Stone Revlon

Pertenece al nuevo Revlon Colorburst Lip Butter, bastante hidratante y cremoso. La gama tiene 10 colores y uno de ellos es justo el que estaba buscando.

Emma-Stone Revlon

Lleva manteca de mango, karité y coco, es de cobertura media y acabado brillante y huele a vainilla.

El precio de ColorBurst Lip Butter es de 13,15 € aprox.