Esta semana he tenido la suerte de asistir a la presentación de un nuevo tratamiento, más bien un ritual único y maravilloso, del club wellness del fantástico Hotel Villamagna de Madrid.
Se trata de un tratamiento con rosas de Carla Bulgaria Roses Beauty. La mismísima Carla, que estaba espectacular por cierto, nos estuvo explicando el costosísimo proceso de recolección de las rosas para extraer el aceite y el agua, así como las propiedades de dicha flor y sus beneficios para la piel (antioxidante, antienvejecimiento, antiséptico, cicatrizante,etc.)
La presentación del tratamiento la hizo Anne Jorgensen de Kiara Kare, fantástica anfitriona. El tratamiento comienza con un peeling corporal completo en una cabina previamente rociada con agua de rosas, continúa con la imposición de cuarzos para restablecer la energía del cuerpo. Después un masaje facial con exfoliación, aplicación de tónico con alta concentración de rosa y masaje efecto lifting. Además, se aplica una mascarilla de rosa búlgara. Ahora viene el masaje corporal, con aceite esencial de rosa, estimulando los puntos más importantes con cuarzos. Y se termina con un regalo de una rosa.

Me pareció una idea estupenda como regalo de pedida, aunque también para cualquier ocasión en la que se pueda regalar un ramo de rosas: luna de miel, viaje romántico… y por qué no, para cualquier agradecimiento o para darse un homenaje una vez.Yo pienso ir a probarlo pronto, pero, por favor, si mi chico os preguntara alguna vez qué quiero de regalo, sugeridle este tratamiento de rosas en hotel villamagna.