Ahora hay un movimiento llamado “slow food” que promueve la vuelta a la cocina tradicional, la gastronomía local y el consumo de productos orgánicos.
Así, se recomiendan productos libres de sustancias químicas y pesticidas, alimentos llamados “ecológicos”.

Con esta filosofía en este artículo nos proponen un manual de instrucciones para un nuevo estilo de vida muy, muy verde.

Fuente- Marie Claire.