Este curioso restaurante, está muy cerquita de Madrid, a 36km, en Hoyo de Manzanares. Al entrar en él, es como si entraras en vagones de un tren de madera antiguo. Al parecer este vagón hacía el servicio de correos a principios del siglo XX. Me han dicho que tiene unas croquetas caseras maravillosas. Pues nada, ahora que llega el otoño, un buen plan puede ser ir a conocer este restaurante lleno de encanto.El Vagón de Beni.