He visto este post en el blog de Mario Conde, que me ha gustado mucho. Habla de lo desgraciados que nos sentimos, de las causas de la depresión, de la presión social y laboral, etc. en definitiva, del alto nivel de exigencia al que estamos sometidos. Este es un tema que siempre me ha interesado porque ¿la sociedad nos presiona o nos dejamos presionar? ¿es la educación lo que nos hace sentirnos presionados, o son otros factores? ¿se nos presiona desde que somos pequeños para competir?

Os dejo un fragmento, pero ya os digo, os recomiendo leerlo entero, y los comentarios también.

“…Es posible que la creciente competitividad que caracteriza a nuestra sociedad esté en la base del problema. Se nos presiona desde pequeños para ser competitivos, para ser más que los demás en todos los aspectos de la vida y, en consecuencia, aspiramos a tener más que los demás. Buscamos la felicidad en lo material, a pesar de todas las comodidades con las que contamos, en lugar de buscarla en nosotros mismos y esto nos impide valorar lo que hemos conseguido. Se trata, en definitiva, de aprender a gestionar lo que tenemos y ser capaces de renunciar a lo que aspiramos para conseguir el equilibrio entre lo que deseamos y lo que obtenemos.”. El gran Lebowski en: blogdeMarioConde